Cristina, de profe a amiga…

«Yo conocí la Red de Apoyo a Inmigrantes gracias a que tres de los usuarios acudieron a mi instituto acompañados de dos de las colaboradoras de la Red: ellas nos explicaron qué era la Red y como podíamos colaborar y nos contaron algunas de sus experiencias, y una tarde una amiga y yo decidimos acercarnos para probar qué tal nos iba…»

Los primeros pasos…

«Llegué con mucho miedo, pensando que no podría enseñar nada de Español, pero allí me acogieron muy rápidamente y me hicieron sentir muy cómoda.

El primer día fue un poco difícil porque no sabia cómo comunicarme con muchos de los chicos, pero poco a poco fui adaptándome a las situaciones y buscando la manera de enseñarles todo lo que sabía.

Cada día que iba a clases me hacía sentir mas ganas de seguir allí acompañando a los chicos en sus triunfos y sus derrotas, apoyándolos en los buenos momentos y sobre todo en los no tan buenos: pude ver cómo muchos chicos aprendían a leer y a escribir. «

Una familia…

«Como pasaron de no saber nada de Español a poder conversar casi con facilidad, en poco tiempo muchos de ellos pasaron de ser desconocidos a sentirlos como familia.

 

Lo mejor es que no solo ellos aprenden de mi, sino lo que yo y todos los que estamos con ellos podemos llegar a aprender de estas maravillosas personas.»

  

Cristina Martinez Hidalgo
Villamartin.

dimbali

RED DE APOYO A INMIGRANTES JEREZ

¿Quieres hacer algo pero no sabes por dónde empezar?