«Bueno, se acerca el día de cumplir mi primer año en la Red de Apoyo a Inmigrantes de Jerez, Dimbali y cómo no, me gustaría compartir un poco con todos vosotros como ha sido mi experiencia vivida en este año ya pasado.

Fueron tantas experiencias, tantas emociones y sentimientos. Más bien hay que vivirlos para entenderlos, pero intentaré expresar mas de uno de mis momentos en la Red.

Me siento muy orgullosa de mi misma al haber tomado la decisión de acercarme aquel día 9 de enero, por la biblioteca de los sindicatos de la plaza del arenal.

Como ya os dije en otra ocasión allí conocí gente maravillosa, las cuales no voy a olvidar en la vida.

En este año han pasado muchas cosas, buenas y no tan buenas, pero sobre todo hemos creado una gran familia y hemos dado todo nuestro apoyo y nuestro cariño a quienes lo necesitaban en ese momento como mejor hemos sabido.
Esta familia crece día a día y se fortalece cada segundo que pasa. Son emociones a flor de piel cuando compartes tu tiempo con personas con las mismas ganas que tienes tú por hacer aunque sea un poquito este mundo menos injusto.
Son tantos nombres… tantas lecciones de vida aprendidas… y las que me quedan por aprender. Porque ahí vamos, a por muchos años más. Ojalá que os deis cuenta de que en esta vida nadie es más que nadie, y que hoy tú estás arriba mientras que otras personas están abajo, pero mañana puedes ser tú la que estés abajo.


De todo esto me quedo con lo más grande para mí, que son ellos… Abdalah, Mohamed, Salah, Yousef, Djoumsy, Camara, Mousa, Lamine, Mamadou,Thierno, Adboulaye, Bouba, Hamed, Evra, Ayoub, Abdelilah, Omar Oumar, Keita, ALi, Konate, Ibrahim, Fatima, Abdelah, Baba, Balde, Samba, Abdou, Ilyas, Idriss, Djadja, DIallo, Cams.... Si sigo, no paro, son muchas las personas que han tocado este año ya pasado mi corazón. Muchas historias que al oírlas creerás que son sacadas de alguna película, pero no, son sus historias, sus vidas.

Por suerte hoy están aquí y haré todo lo que esté en mi mano para hacer sus días mas amenos y llevaderos, y lo haré con todo el amor de mi corazón, porque aquí hay espacio para un mundo entero.

No lo dudéis, mejor vivirlo y así me entenderéis.

Saludos, feliz año y feliz vida.

Familia Dimbali